Doble Moral

11 octubre 2013

Álvaro Arbeloa Coca



  Deportista, sacrificado, disciplinado, jugador de élite, internacional, luchador, perseverante, listo, férreo, realista.... y madridista.  En una frase hemos definido al jugador más implicado en nuestro club que tenemos actualmente, además tiene tiempo de compartir con gente mundana sus momentos de ocio y divertimento.

Es lo que molesta realmente a esos periodistas de pacotilla que tiene en él una diana para sus risas e insultos por diversos medios de comunicación que habitan en este país de pandereta.  La selección española cuanto daño ha hecho y realmente Arbeloa sobrevive en un ambiente que no es el suyo y que realmente para él es como cuando vas al trabajo, te juntas con el que quieres y el resto son piezas que ayudan a que el colectivo tire hacia adelante.

Siempre dio la cara por sus compañeros y por su escudo, eso no lo pueden decir muchos jugadores, defendiendo a capa y espada contra los enemigos de siempre.... no se ha arrugado nunca ni contra Messis, ni Xavis, ni Villas, ni Panolis.....   Esos jugadores son los que gustan a la verdadera afición, -los endiosados nunca harán lo que él hace- por eso le tienen tanta manía algunos que quieren ir contra el Real Madrid y él antepone su imagen para defender a su club.

Defendió a Mourinho, Rui Faria, Louro, Karanka...... y la mafia periodística le metió en ese grupo al que rajaban día si y día también, a él "se la suda" sigue igual, no cambia, es un señor de la cabeza a los pies y siempre lo será.

               

Tiene narices a enfrentarse a la prensa él solo sin ayuda de nadie, concede entrevistas y dice lo que piensa, no calla, otros adulan y adoran a la prensa como el caso de dos que ya conocemos.

Sigue así Álvaro, tu pensamiento es una forma de vida, saber estar, nunca te dejes influenciar por el entorno periodística opinador el cual nunca da una a derechas, nosotros te esperamos en Twitter e Instagram, es nuestra manera de estar en contacto con EL NUESTRO porque eres el más afín, el que llega al aficionado, el resto...... puede esperar.